Moteros por el mundo

Moteros por el mundo

Charly Sinewan

Recientemente he leído en algún que otro foro críticas a los viajeros que hacen sus viajes públicos, que tienen un blog o que andan enredando por las redes sociales mientras viajan, llevando consigo a un montón de gente que desde su casa u oficina, sufren y disfrutan con el viajero casi a tiempo real. Al parecer algunos foreros piensan que así se pierde la esencia del viaje.

En estos últimos años, la información en la red y en castellano sobre viajes lejanos en moto ha aflorado notablemente, el fenómeno blog y las redes sociales surgieron recientemente y los castellano parlantes que nos aventuramos a recorrer largas distancias nos hemos unido a los que ya llevaban años haciéndolo y contándolo, europeos nórdicos principalmente encabezados por ingleses y alemanes.

Cuando en 2009 decidí mandar todo al carajo una temporada e intentar llegar con mi moto hasta Australia, apenas encontré información en castellano de viajes parecidos. No creo que fuese el primer español en hacerlo, pero sí que terminé siendo el primero en contarlo en directo. Lo más similar que encontré, y que de mucho me sirvió, fue el blog de Pablo (www.rakatanga-tour.com), un español que contaba cómo había llegado un par de años atrás hasta Tailandia en un BMW R850R del año 1999. Su manía de compartir públicamente parte de su viaje hizo que yo lo viese más accesible, los muchos mail que me mandó por el camino dándome consejos, sin conocerme personalmente, mucho más. La red lo hizo posible.

De Irán y Paquistán, mis grandes temores, apenas había encontrado información. Encontré eso sí, grandes viajeros como Jaime y Conchi (www.elmundoenmoto.net ), Roberto Naveiras (www.viajoenmoto.com) o Juan Recio (www.viajarenmoto.com), que además de llegar muy lejos con sus motos, se esforzaban en documentarlo y subirlo a la red. Para mi desgracia ninguno de ellos había atravesado Oriente Medio hasta llegar a Nepal para luego continuar ruta hasta Australia.

Alguna web más en castellano, como la de Gustavo y Elke (www.remoto.com) o la de Cuco y Guadalupe (www.porelmundoenmoto.com), y poco más, alguno seguro que se me escapó, pero aseguro que dediqué horas y horas acojonado tras la pantalla del ordenador googleando sin cesar en busca de información. 

El resto estaba en inglés y escrito por moteros, con jerga, dobles sentidos y humor británico difícil de entender para el que no es bilingüe. Cuando te enfrentas por primera vez a rutas desconocidas que a priori piensas que pueden ser peligrosas, lo que realmente necesitas es que te cuenten en tu idioma si hay gasolineras, hoteles, si es seguro acampar, si el ejército piensa escoltarte o si la poli es corrupta.

Cuando ahora leo en algún que otro foro cómo se critica a los que además de viajar nos da por contarlo, supongo que los que lo hacen son gente que no debe tener mucho interés por los viajes en moto ni mucho menos intención de hacer los suyos propios, porque si pensaran llegar lejos se empaparían de todos y cada uno de los locos que dedicamos horas a escribir lo que nos pasa por el camino, los escollos que nos encontramos en las fronteras, las oficinas chungas donde contratamos seguros que calmen nuestra inseguridad, los paraísos en los que descansamos después de días de ruta, y las mil y una formas en las que nos libramos de corruptos policías que intentan sacarnos unos dólares por nuestra supuesta condición de blancos ricos.

La solidaridad motera en la red

De sobra es sabido que la gran mayoría de los que montamos en moto paramos en un arcén si vemos a un compañero en apuros. Mucho más si llevamos unas maletas colgando de los laterales y por tanto estamos viajando. Infinitamente más cuando estamos muy lejos de casa y nos encontramos con otro motero solitario.

En estos años he tenido muchos compañeros de viaje de diferentes nacionalidades con los que he congeniado desde el primer instante, con los que he viajado días o semanas y con los que el entendimiento ha sido tan natural, que ni siquiera hemos necesitado comentarlo. Viajamos en moto, luego tenemos mucho en común. No todo, pero lo suficiente para poder entendernos, ayudarnos, y sobre todo protegernos.

Las redes sociales y los blogs han hecho que esto también sea posible en la distancia. Los que además de viajar publicamos lo que nos pasa, mantenemos una constante comunicación que además de entretener a unos cientos, o quizá miles, hace que nos estemos protegiendo unos a otros en todo momento.

Mañana vuelo a Ghana, allí tengo una BMW F800GS esperando para seguir ruta africana. Eduard López (www.ridetoroots.com) pasó por allí con su BMW GS1200 hace un par de meses. Gracias a eso, y a su natural compadreo, tengo lugares marcados en el mapa donde sé que podré parar, tengo algún que otro track para el GPS por donde sé que podré transitar seguro, e incluso tengo el teléfono de un motero nigeriano que asegura me acompañará en los tramos más difíciles. Todo gracias a Eduard, que al igual que yo, atravesamos Mauritania con la seguridad de saber dónde estaban las gasolineras y los puntos críticos, porque Miquel Silvestre (www.miquelsilvestre.com) , que desde luego no había sido el primero en hacerlo, sí había sido de los pioneros en publicarlo. 
El mismo Miquel que sobre su BMW GS 1200 cuidó por el África del Este de Alicia Sornosa (www.aliciasornosa.com) y su BMW 650 GS, primera española que en solitario pretende dar la vuelta al mundo en moto. Ahora Alicia está sola en Australia, pero pronto andará por Sudamérica y seguro que se guiará por la información que han ido dejando Angel Montoya (www.historiaymotos.blogspot.com.es) , con su BMW F800GS, y Fernando Quemada (www.lavueltalmundoenmoto.com) con su África Twin, que recientemente han viajado por esa zona y han tenido la ocurrencia de dejar constancia de ello en la Red.

Fernando Quemada y Miquel Silvestre para llegar donde están, tuvieron primero que saltar en avión desde Nepal a Tailandia, para después hacer lo mismo en barco desde Malasia a Indonesia, trámites a priori pesados pero que se vieron en parte aligerados porque yo lo había hecho un par de años atrás y había dejado constancia de ello. A mi me asesoró Pablo en el salto a Tailandia y un blog de un alemán en el de Indonesia.

En breve estaré atravesando la costa atlántica de África intentando llegar a Gabón, donde un amigo de Miquel Silvestre ya me ha asegurado por mail  que me puede guardar la moto hasta el próximo tramo, gestión esencial para poder hacer esta locura de viaje por etapas.

Todos nos conocemos porque un día decidimos escribir en la red nuestros viajes y dedicar más o menos tiempo a compartir nuestras experiencias con los demás. Por entretenernos, por puro ego, por conseguir patrocinadores o por lo que sea. Probablemente por un poco de todo. Pero el caso es que gracias a eso ahora la red está repleta de información que hará bien a los siguientes, que ojalá lo publiquen.

La maldición de Indonesia

Hace un par de días Miquel Silvestre tuvo un accidente en Sumatra, gracias a las redes sociales y a su cansina y bendita manía de contarlo todo, los miles que le seguimos nos enteramos al instante. Esos que nos distraemos gratuitamente con sus vídeos y crónicas. Gracias a eso pude hablar con mi amigo para quedarme tranquilo y ofrecerle mi ayuda si le hacía falta. Necesito más cerveza, me dijo, sólo le dolía un pie y esperaba estar bien a la mañana siguiente para seguir su viaje. Nuestro viaje más bien.

Hace unos meses Fernando Quemada atravesaba también Sumatra, primera isla al norte de un país súper poblado y con tráfico de nuevo asalvajado. Parece ser habitual tener allí problemas. La ruta del este desde España te va metiendo gradualmente en el tráfico jungla, la Europa fuera del euro primero, Turquía después, luego Irán que ya se va poniendo chungo, Paquistán que ya acojona, hasta llegar al súmmun del tráfico suicida, India, donde aclimatado después de lo anterior te proteges de los conductores más camicaces del planeta.

Luego desde Nepal vuelas a Tailandia y todo lo anterior pasa al olvido, de nuevo se respetan las reglas y sin temores llegas a Malasia, donde el nivel de vida, las infraestructuras y las normas de circulación son comparables al lugar del que procedes.

Un día metes la moto en un barco de carga, coges un vuelo a Indonesia, días después pasas unas horas eternas para sacar la moto de una tétrica y decadente aduana, y cuando sales eufórico del puerto conduciendo tu flamante moto de cien caballos, te encuentras de nuevo en la jungla, casi como en India. No te has aclimatado y el riesgo de hostia es alto.

Fernando Quemada me llamó un día desde la cama de un cutre hotel de Sumatra. Se había calzado una leche considerable, a diferencia de lo que ayer le pasó a Miquel, su moto y su físico no podían continuar por sus propios medios.

Me acordé entonces de Bram, un motero Indonesio que cuando en 2010 crucé por allí me contactó porque quería conocerme y hacerme una entrevista. Es otro freak más, uno que tiene un blog en indonesio sobre viajes y viajeros en moto. Si me había contactado, claro está, era por esa manía mía de tener un blog y contar todo lo que me iba sucediendo por el camino.

Fernando metió la moto en un camión y se fue a Jakarta, donde Bram le recogió y le hizo casi fácil el engorroso trámite que supone llegar lastimado a una ciudad superpoblada, donde casi nadie habla inglés, para buscar un taller de confianza donde arreglar una moto y poder así seguir un viaje intercontinental. Todo por intentar cumplir su sueño de dar la vuelta al mundo en moto.

Yo pasé Sumatra sin problemas, luego Jakarta, Bali (donde compré una tabla de surf) y Lombok. Pero cuando estaba en Sumbawa, la maldición de Indonesia para los españoles apareció por primera vez. A las cuatro de la mañana, en un desértica carretera en mitad de la selva, rompí el basculante de mi Honda Varadero. Desde ese momento , hasta que quince días después pude seguir mi camino, viví una Odisea que me atrevería a decir que fue lo mejor de mi viaje. Ahí conocí a la mejor gente, tanto en Indonesia como en el resto del mundo. Especialmente en España, donde gracias a tener un blog y contar todo lo que me pasaba, mucha gente que no conocía se desvivió por ayudarme.

Gracias a todos ellos.

Gracias Miquel Silvestre por distraernos con tus vídeos, por culturizarnos con tus crónicas y por recordarnos tan cansinamente que compremos tu magnífico libro.

Gracias Fernando Quemada, por dedicar horas a editar vídeos en los que nos muestras como son las carreteras de este mundo que entre todos hacemos cada vez más pequeño.

Gracias Eduard López por haber llegado ya hasta Congo, insistiendo en hacerlo por carretera y  mostrarnos así cómo es esa parte de África que tantos miedos e incertidumbres nos generan.

Gracias Alicia Sornosa por ser la primera mujer que se atreve a viajar en solitario con su moto y además hacerlo públicamente, animando así a otras muchas que no terminan de atreverse aunque lo deseen fervientemente.

Gracias a Ángel Montoya por unirte a la REO de Miquel y culturizarnos con tus divertidas crónicas moteras.

Gracias Jaime y Conchi, que lleváis años escribiendo vuestros grandes viajes para que otros nos apoyemos en ello.

Gracias Juan Recio, por sacar tiempo imposible cada año para una nueva y recóndita escapada, y para luego al volver sacar tiempo de nuevo para documentarla.

Gracias MacBauman (www.elesconditedelosviajes.com), por enseñarnos a todos lo que intentamos escribir nuestras aventuras que la poesía y las motos no están reñidas.

Gracias Roberto Naveiras, por ser pionero en unir los viajes en moto e internet, por escribir como escribes, por preocuparte por los que viajamos, y por haber dedicado tiempo a crear el primer podcast del tema.

Gracias Sergio Morchón (www.thelongwaynorth.com) por dedicarle tantas horas a esto de viajar en moto, para tus propios viajes y para los de los demás.

Gracias Gustavo Cuervo (www.gustavocuervo.es) por llevar tantos años abriendo camino a los que después hemos seguido tus pasos.

Gracias Luis Oromí por haber documentado en tu libro, Safari Salama, cómo subiste África de sur a norte sobre tu querida BMW 650 Dakar.

Gracias a los hermanos García, que crearon una de las primeras webs en castellano sobre América en moto de Norte a Sur. Y gracias José María, porque además de ello, y de haber culminado dos Dakar sin apenas apoyo, ahí es nada, sigues desprendiendo sencillez por los cuatro costados.

Gracias Fernando Prieto por crear www.exploramoto.com, primer y único canal español hasta la fecha de vídeos de moteros por el mundo.

Gracias Fernando Retor (www.dondevasconesamoto.com), por demostrarnos a todos que no hace falta una gran moto ni un gran presupuesto para viajar por el mundo.

Gracias a Fabián Barrio (www.saliadarunavuelta.com) por ser el primero en documentar una vuelta al mundo completa.

Gracias a todos los que antes de que exisitera internet, publicaban sus viajes en revistas y libros de papel.

Gracias a todas las marcas que con su apoyo nos hacen un poco más fácil todo esto, no os nombro hoy porque este artículo no va de eso.

Que me perdonen aquellos que no he nombrado, pero no cabíamos todos.

Esta semana estrenamos un nuevo lugar en la red para dar cabida a todos, para que los lectores que nos siguen puedan encontrarnos a todos en el mismo lugar. Se trata del primer periódico virtual sobre viajes en moto.

www.mundoenmoto.com

Es una primera versión de prueba, irá mejorando poco a poco con la ayuda de todos.

Un saludo

Fotografías por: Varios
Fotografías por: Varios 03/04/2012
 

Comentarios

Comentarios (5)

  • k0per
    k0per 05-04-2012

    madre mia, ke post mas wapo y mas completo, es ke lo has dicho TODO. enEnhorabuena!

  • burni
    burni 05-04-2012

    Muchas gracias Charly,por hacernos viajar de este modo a los que no podemos o no nos atrevemos aún a hacerlos realidad.

  • martin
    martin 06-04-2012

    Chaval, tu eres una máquina!!!!!!, te seguiremosssssss suerte.

  • escourts
    escourts 01-05-2013

    hi im sophie i love the one tree hill and i love (nathan,brook,peython,jimmy,lucasand mounth)its perfect and its verry verry verry goood i love you nathan scott and lucas scott

  • Georgeimmes
    Georgeimmes 19-01-2017

    Georgeimmes

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen

Vota

2 0
×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"